10 pasos a seguir cuando te vas de Erasmus

¡Ay, el Erasmus! Esa etapa de tu vida en la que te vas fuera a estudiar y terminas haciendo de todo menos estudiar. Esa etapa de tu vida en la que cada día es una aventura y una prueba de supervivencia. Han ocurrido muchas cosas durante mi primer mes en Lodz. Noto que he cambiado en tan sólo treinta días aquí. No me quiero imaginar cómo seré cuando vuelva pero, de momento, observo que hay unos patrones comunes que me resultan muy graciosos: cosas que nos han ido pasando a todos tarde o temprano. Odio los top ten, pero en fin, allá va…

…10 pasos a seguir cuando te vas de Erasmus.

1. Ponte enfermo. Si a la semana de estar de Erasmus tus defensas aún no están en huelga, es que algo estás haciendo mal. El erasmus que no intercala toses y mocos dos veces por frase no merece ser tratado como tal. Así que, ya sabes, tósele a tus amigos, tósele a tu mentor, tose en la discoteca, tose cuando te tires al buenorro al que le habías echado el ojo, tose cuando huyas del revisor del tranvía que te ha pedido el ticket que no te compraste -por favor, eres español-, tose y deja que te tosan. ¡Libera una horda de virus mutante! Y si no te pones enfermo, al menos fíngelo, o no serás aceptado socialmente por el resto de tus compañeros.

giphy

2. Quéjate de lo gordo que te vas a poner este año mientras te comes una hamburguesa más grande que tu cara. Acompaña tus quejas con un “mañana me apunto al gimnasio”. Claro que sí, bolita de queso.

giphy (1)

3. Desmiente eso de que el Erasmus es un salseo mientras haces exactamente todo lo que se supone que hacen los erasmus (ir de fiesta todos los días, ligarte a todo lo que pese más que un pollo, no ir a clase por la resaca, comer a las cinco de la tarde acompañado de toda tu crew -porque ahora la soledad no es una opción-, etc.). A la segunda semana descubriste por qué lo llaman Orgasmus pero sigues empeñado en que todo son mitos mientras tus amigos te cuentan el último cotilleo de ayer. Qué fuerte, qué fuerte.

giphy (2)

4. Conviértete en una máquina de saludos. Te basta con tener tres palancas e ir tirando de ellas en el siguiente orden:

  1. Hi, what’s your name?
  2. Where are you from?
  3. What are you studying?

Ya está, amigos para siempre.

giphy (7)

5. Manda tu Learning Agreement a la mierda como mínimo tres veces al día. Hiciste el acuerdo de estudios a toda prisa y sin fijarte y ahora resulta que tienes siete asignaturas el primer trimestre y ninguna el segundo, que una de ellas no existe o pertenece a un máster, que no te dan los créditos que creías o que tu profesor no tiene ni repajolera idea de inglés y no para de gritarte en polaco. ¡Viva la burocracia!

giphy (4)

6. Evita emparejarte. Mucho “aquí se viene a follar, aquí vienes a divertirte” y a la segunda semana TODO EL MUNDO ESTÁ ENNOVIADO. Recuerda: si repites, la has cagado. Terminarás todas las noches con la misma persona, y esto es así. Palabra de Erasmus.

giphy (5)

7. Evita -y atento, porque este es el punto más importante- EVITA por tu familia meterte en el guetto español. A simple vista parece algo muy fácil, basta con evitar a la gente de tu nacionalidad, ¿no? PUES NO. Los primeros días irás en la búsqueda de extranjeros cual Cenicienta en busca de su zapato, y hasta puede que conozcas a alguno. Pero entonces te dará la flojera porque, jo, estás solito en un país que no conoces y, claro, necesitas hablar un poquito tu idioma. ¡Error! Ese punto de inflexión marcará antes y un después en tu año fuera. Es como el “solo la puntita”: si te crees que no te van a meter toda la morcilla, es que eres un poco idiota. Dos semanas después, estarás rodeado de españoles y ya no habrá marcha atrás porque les habrás cogido cariño. Es que son muy monos, míralos qué monos son, cómo van gritando en el tranvía los muy cabroncetes mientras los polacos los miran mal. Joder, yo sólo quería encajar.

giphy (6)

8. Controla tus gastos. Puede que en el país en el que estés todo sea más barato, pero ojito. Mi primera semana en Lodz fue como un numerito de magia: de repente todo mi dinero había desaparecido. ¡Pof! Goodbye my lover, goodbye my friend.

giphy (8)

9. Posturea como si no hubiera mañana. Hazle fotos a todo y súbelas a FB. Da igual el objeto fotografiado. Aunque sea un váter. ¡Joder, es un váter extranjero! Si sales tú en una calle principal con cara de felicidad es incluso mejor. Da envidia. Hay que ser feliz aunque sea sólo por joder al resto.

giphy (9)

10. Y, sobretodo, apúntate a un bombardeo. Sal todas las noches de la semana y madruga al día siguiente para hacer turismo. Viaja, come como un cerdo, bebe como si fueras una esponja, socializa, vete de fiesta, folla -¡con condón!-, viola a un perro, corta un árbol, fúgate del manicomio y deja de leer top 10 estúpidos que sólo contribuyen a tu estupidez mental. Que estás de Erasmus, apaga el ordenador, ¡coño!

giphy (10)

Anuncios
10 pasos a seguir cuando te vas de Erasmus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s